LA TUTI REGRESO CON TODO ,DOMINO A TABORDA EN DOMINICO

La Tuti regresó con todo, dominó a Taborda en Domínico
 DSC_0371
Volvió y lució. La campeona mundial bonaerense Yésica “La Tuti” Bopp regresó exitosamente tras dos años inactiva por maternidad y se impuso sobre la ex triple retadora mundialista rafaelina Vanesa “La Negra” Taborda, por puntos, en un amplio fallo unánime, tras ocho asaltos, en un enfrentamiento enmarcado en categoría mosca, en el combate estelar de la velada desarrollada en la noche del viernes en el Estadio José María Gatica de Villa Domínico, provincia de Buenos Aires, Argentina.
Luego de ser madre de su primogénita Ariadna, Bopp, campeona mundial minimosca en receso de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y la Organización Mundial de Boxeo (OMB), además de haber reinado entre las moscas de la OMB, afrontaba un nuevo desafío: volver a subirse a un ring tras dos años y nada menos que frente a la férrea Taborda, rafaelina radicada en la ciudad de Córdoba, de mayor talla, que significaba en la previa una desafiante prueba luego de sus promisorias actuaciones en el país y especialmente en México, pero que poco y nada pudo hacer ante su poderío. Todo fue de ella, la ídolo local, que lució como en sus mejores momentos. Las tarjetas de los jueces expresaron la diferencia exhibida, al decretar: Héctor Miguel 79-74½, Hugo Vainesman 80-73½, y Mirta Jara 79½-75, todos a favor de “La Tuti”. Pero los números fueron solo guarismos de la fiesta que vivió un estadio totalmente colmado.
 DSC_0469
Con su característica movilidad, un manejo de los tiempos y las distancias intacto, y su clásica precisión en los envíos, “La Tuti” dominó las acciones de principio a fin. Con veloces y correctos desplazamientos, entró y salió a gusto entre la larga, media y corta distancia para abrir la guardia rival con su jab zurdo, seguido siempre de punzantes derechas cruzadas a la mandíbula o boleadas a la mejilla. Durante los primeros capítulos, fue añadiendo además sus ganchos zurdos a la zona hepática de una frustrada “Negra” que jamás siquiera la encontraba. Cada vez que la visitante amenazaba con un atisbo de respuesta, la dueña de casa la eludía con marcada velocidad, haciendo deleitar a su público, y además conectando ese boleado diestro a la zona alta que comenzaba a dejar huella. Y ya en el segundo, la hizo trastabillar por duplicado con ese mismo envío, además de un cruzado al pómulo.
 DSC_0538
Recién fue en el tercer round cuando Taborda logró acertar, a duras penas, un cross diestro al mentón. Pero se quedó en eso. La nacida en Wilde hace 31 años, sin necesidad de asimilar el impacto siguió apelando a su constante movilidad, entrando y saliendo para combinar sus ráfagas de izquierda y derecha en gancho al cuerpo y ascendentes y cruzadas a la mandíbula, cada vez que se lo proponía. Incluso, y a diferencia de su etapa previo al parate, exhibió una agresividad marcada y se la vio golpeando mucho más afirmada, sin el “toqueteo” en el aire. Con el correr de los minutos, las diferencias eran cada vez mayores. Llena de confianza, Bopp disfrutaba del trámite sobre una valiente pero frontal rafaelina que no lograba frenarla. Tan es así que tanto en el cuarto como en el quinto, “La Tuti” descargó sus rápidas combinaciones de jab zurdo y cross diestro y uppercut de ambos puños con que la puso contra las cuerdas, acusando notorio recibo. Por momentos, era una clase de boxeo. Y Taborda la sufría.
Hubo que aguardar al sexto para ver a la local levemente bajar el ritmo, cambiando el aire. Pero por más que la cordobesa por adopción intentó replicar, nunca estuvo cómoda y sufrió nuevamente los embates de una campeona mundial que seguía manejando las riendas. El séptimo y octavo asaltos sirvieron para que “La Tuti” extendiera aún más su ventaja, amparada siempre en su velocidad y precisión de impactos, en particular sus boleados diestros, y sus izquierdas y derechas cruzadas que hacían vibrar a todos los asistentes, cada vez que se estrellaban sobre el marcado mentón rival. La clase aún continuaba, y la maestra se lucía con sus lecciones. Por eso, al sonar la campana definitiva, no había dudas del resultado. Y tras la decisión, se desató el resonante delirio de todo el público que colmó el escenario.
Frente a lo que en los papeles significaba una prueba muy exigente -para algunos hasta algo arriesgada- para un regreso tras dos años, Bopp pareció ni sentirlo. Si bien es cierto que la recia Taborda crece en los combates desprolijos y enredados, y le cuesta cada vez que se mide a una oponente que la boxea, lo de la wildense fue aún más holgado de lo esperado. Dominó de campana a campana. Con su velocidad y precisión intactas, pero además añadiendo agresividad y madurez, supo frustrarla y hasta conectó sus envíos mucho más afirmada que en ocasiones anteriores. Y hasta lo disfrutó. Su rostro sobre el ring así lo reflejaba. Con una convincente y promisoria actuación, “La Tuti” regresó y lució. Está de vuelta, y que se cuiden las demás.
De esta forma, Bopp, que pesó 49,900 kg., que no expuso sus títulos mundiales minimosca AMB y OMB -actualmente en receso- que ostenta desde el 4 de diciembre de 2008 y el 6 de noviembre de 2009, respectivamente, totalizando dieciocho defensas -combinando ambos cetros- por todo el país, Puerto Rico y México, venciendo a rivales de la talla de la venezolana Ana Fernández, las mexicanas Jessica Chávez -con quien luego resignaría su invicto como visitante-, Ibeth Zamora, Ana Arrazola, Yesenia Martínez, Anabel Ortiz, la estadounidense Carina Moreno, la santafesina Daniela Bermúdez, la venezolana Carolina Álvarez y la rusa Anastasia Toktaulova, regresó a la actividad luego del 26 de abril de 2014 doblegara en la revancha a Bermúdez en fallo unánime por el título mundial mosca de la OMB en Río Grande, Tierra del Fuego. Así, aumenta su marca a 28 victorias (12 KOs) y 1 derrota. En tanto Taborda, que registró 50,800 kg., quien tras vencer entre otras a la puntana Soledad Frías -dos veces-, la tucumana Guadalupe Maldonado, y la chaqueña Paola Benavídez, ceder su invicto ante la bonaerense María Rivera, pero luego desquitarse para obtener el cinturón latino mosca del Consejo Mundial de Boxeo (WBC), hasta caer con Bermúdez por el título mundial supermosca OMB, igualar frente a la sanjuanina Leonela Yudica por el cetro mundial mosca de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), ambas en decisión mayoritaria, ser víctima de dos fallos localistas divididos en México frente a la local Mariana Juárez que la dieron injustamente derrotada e igualada, empatar en la revancha con Benavídez, y que llegaba tras el pasado 5 de marzo caer ante la mexicana Jessica Chávez en decisión unánime por el cinto mundial mosca WBC en Ecatepec, México, desmejora a 8 triunfos, 6 reveses, 3 empates y 1 sin decisión.
 DSC_0496
Más allá de la alegría de “La Tuti”, su festejo fue en partida doble. En el combate de semifondo, desarrollado en categoría superwelter, el debutante bonaerenseAlejandro “El Cuervo” Silva (69,550 kg. y 1-0, 1 KO), su pareja y padre de su hija, se estrenó de la mejor forma al liquidar al bonaerense Brian Aranda (69,850 kg. 0-2-1), por nocaut técnico en el segundo asalto.
La velada se complementó con tres combates amateurs entre púgiles locales, de la zona sur del Gran Buenos Aires y la ciudad de Buenos Aires, y tres exhibiciones.
NICOLAS SAMUOLOV

N

 
Dejar comentario