LLEGÓ LA HORA DE LA VERDAD

Floyd Mayweather y Marcos Maidana pasaron el pesaje y ahora solamente queda esperar al combate de mañana, en el MGM Grand de Las Vegas.

DSC_0159[1] LAS VEGAS – Ante unas ocho mil personas, se realizó el pesaje oficial de las peleas de mañana. Hubo algunos invitados de lujo –Evander Holyfield, Danny García, Paul Williams, Maravilla Martínez-, y en las tribunas, muchas banderas argentinas (a 20 dólares cada una en la calle, aclararemos).

Marcos Maidana salió al compás del chamamé y la voz de El Chaqueño Palavecino, luciendo una distendida sonrisa. Mayweather, dueño de la situación, mascando chicle y por momentos, con aire distraído, fue saludando a su gente…

En una palabra, casi más de lo mismo. Los dos dieron su peso sin mayores dificultades. Floyd registró 146 libras y media, o sea 66,511 kilogramos, mientras que Maidana dio 146: 66, 284. Ambos por debajo del  límite de 147 libras (66,678 kilos) que estaba dentro de lo previsto…

¿Cuáles pueden ser las principales diferencias de esa primera pelea con la revancha del sábado? Los dos ya se conocen y seguramente, Maidana no tiene demasiadas variantes para modificar: él sabe que tiene que ejercer presión desde el comienzo (“Si lo dejo, lo voy a ver bailar toda la noche, yo tengo que poner todo sobre el ring”) y, en la medida que sea posible, ordenar el despliegue de energías, para evitar bajones en la segunda parte del combate.

Según el argentino, su negocio será trabajar más al cuerpo y olvidarse un poco de aquellas manos largas y ampulosas lanzadas a la cabeza. Maidana quiere pegarse menos al cuerpo del rival, y tomar un poco de distancia para lanzar golpes ascendentes (ideal sería que intente con los uppercuts de derecha por dentro de la guardia) y en todos los casos, mantener una constante de ataque.

DSC_0207Mayweather es un genio y, por lo tanto, impredecible, pero también es muy factible pensar que no necesitará anticipar ni meterse en el ataque ante un pegador como Maidana. Una cosa es anticipar de lejos, para evitar que el rival se arrime (mucho jab de contención, mucha derecha en contragolpe) y otra, muy diferente, meterse en un riesgo de cambiar golpe por golpe. ¿Podrá bailar Floyd como en otros tiempos? No lo hizo frente al Canelo Álvarez, por cierto, pero también es cierto que el mexicano no buscó ninguna variante ofensiva. Ante Maidana será improbable, aunque si será difícil hallarlo, ya que estará tratando de salir a los costados.

Las ventajas en el terreno técnico y estratégico están para Floyd. Está, además, peleando en su casa. El referí será Kenny Bayless. Y los jurados, Dave Moretti, el italiano Guido Cavalliere –uno de los jurados de Martínez-Murray- y el neoyorquino John McKaie. La pelea (horario estimado) será alrededor de la medianoche y llegará a la Argentina y Latinoamérica por Combate Space y también por la Televisión Pública.

Una vez más la fuerza chocará ante el talento. Una vez más, el boxeo argentino estará viviendo una jornada que podría ser histórica. Y cuando decimos “histórica” será de verdad, porque en el caso de ganar, Maidana se pondría en la cumbre máxima del deporte argentino. Queda simplemente esperar a la hora de la verdad. Maidana es un noqueador, un boxeador de puro corazón y adrenalina al máximo, o sea, un guerrero para respetar hasta el último aliento.

Galeria:

Dejar comentario