Cara a cara con Lucas Matthysse

Cara a cara con Lucas Matthysse

DSC_0176Fuimos a Junín y sostuvimos una charla con el ex campeón mundial interino welter junior del CMB. Se habló de su futuro, de su derrota ante Danny García, de su nuevo equipo…

JUNIN, BUENOS AIRES. Un clima soleado y cálido. El sol otoñal se desparrama por las desiertas calles de la ciudad en la que nació el Padre del boxeo argentino, Luis Ángel Firpo. Solamente se escucha el canto de los pájaros cuando llegamos a las puertas del gimnasio Arano Box, en la calle Paso. Apenas algún curioso transita por la calle: son casi las dos de la tarde y parece que todos los vecinos han comenzado con el sagrado rito de la siesta. Finalmente, aparece un auto. Y, en el auto, está él…

Lucas Martín Matthysse, a quien Jimmy Lennon bautizó como “The Machine”, se prepara para volver al ring. En su última pelea, el 14 de septiembre pasado, fue derrotado por Danny García en 12 asaltos de alta intensidad dramática. Y ahora, a los 31, ha comenzado el tiempo de regreso. El sábado 26 de abril, en Carson, se medirá con John Molina (27-3, 22KO), quien a los 31 promete ser un rival atractivo y exigente.

 

-¿Cómo esperás este regreso al ring? ¿Estás ansioso?

-Bien, como siempre: con muchas ganas de combatir, tranquilo. No hay ansiedad, no la tengo: después de la pelea con Danny García, estuve casi tres de descanso y después volví a los entrenamientos. A mí me gusta llegar bien, y ahora estoy bien. No hay ansiedad: todo marcha paso a paso. Por supuesto, tengo ganas de viajar y de estar allá, claro…

-Tras la pelea con Danny García se produjeron cambios en el equipo…

-Efectivamente. Ahora cambiamos todo. Bueno todo no, pero si hubo cambios. El “Colo” se fue (se refiere a Darío “El Colorado” Fernández, principal asistente en el gimnasio del técnico principal, Cuty Barrera). También se fue el preparador físico (Gerardo Pereyra). Y vino Juan Coggi (“Látigo”, ex tres veces campeón mundial welter junior). Por ahí no lo conocía mucho, pero en las concentraciones nos vamos conociendo más y nos llevamos muy bien… Coggi fue campeón del mundo, tuvo el mismo hambre que tuve yo, lo mismo que mi técnico principal, Cuty Barrera, y hablamos todos en el mismo idioma. También se sumó Matías Erbin, como preparador físico: trabajamos muy bien, todos juntos, con las mismas ganas que siempre.

 

El equipo mantiene como médico al doctor Eduardo Leguizamón, mientras que la coordinación general está Rubén “Pitufo” Arano, como siempre. El promotor Mario Arano es quien conduce la carrera de Lucas Matthysse.DSC_0076

-¿Has notado cambios grandes en el trabajo físico actual, comparado con el anterior?

-Puede ser en la forma en que se trabaja, porque en realidad siempre se busca velocidad y potencia. Yo he trabajado con varios preparadores físicos. Cambia, a veces, la buena onda, o el trato. En el caso de Gerardo (Pereyra) nos conocíamos y creo me preparó muy bien, Matías igual. Yo siempre pongo lo mejor de mí, como es lógico, que es lo que hace falta, por otro lado…

-¿Qué cosas pasaron por tu cabeza luego de la derrota? ¿Qué cosas no hiciste, por ejemplo, o qué errores cometiste?

-Yo…en realidad, creo que tuve mala suerte más que nada: para mí, si hubiera tenido los dos ojos hubiera sido otra cosa. No te olvidés que sufrí una fisura en la cara, cerca del ojo. Eso me disminuyó mucho. Por el otro lado, siento también que fui a buscar mucho la pelea, a lo mejor demasiado. Yo tenía exceso de confianza y debería haberme controlado en eso. Digo… disfrutar un poco más y no ir no tan al frente, al choque. Debería haberme  controlado un poco más. Yo sé muy bien que tengo mucho aire para tirar y tirar los doce rounds. Entonces debería haberme regulado más. Pero tuve un gran exceso de confianza, quería ir a la pelea, sabiendo que sus manos no me hacían daño. Creo que en eso me equivoqué.

- Cuando todos te felicitan antes de tiempo, ¿Puede ser que sea perjudicial?

-Yo siempre soy igual, siempre que subo al ring subo a ganar y me tenía esa confianza, más allá de todo lo que decía la gente, pero igual él tuvo suerte, nada más…

-No olvidemos dos detalles; uno, una cuenta muy discutible que hizo el referí Tony Weeks, justamente cuando empezabas a retomar el ritmo, faltando poco para que terminara el round. Pero tampoco olvidemos que Danny García hizo una pelea muy inteligente

-Hasta el sexto iba ganando yo, pero después con un solo ojo, me cambió la distancia. García me dio golpes bajos; y, yendo para atrás me complicó, porque no me dio pelea abierta, donde yo podía meterle las manos. Después vino el tema de la caída: ahí perdí la pelea. No me importó la caída en sí, pero con un 10-8 en contra, y en pelea muy pareja, era ya mucho más difícil de remontar el puntaje (la cuenta de Weeks fue en el 11er asalto; en el décimo, dos jurados la tenían empatada en 95 puntos para cada uno, mientras que para el restante, García estaba arriba 96-94). De todas maneras, Weeks le descontó un punto a García por golpes bajos). Seguí tirando, pero igual sabía que así era muy difícil…

 

Finalmente, las tarjetas fueron 114-112 para Langos y Hoyle, mientras que Townbridge terminó con 115-111. Queda en claro que los dos puntos en contra por la caída del décimo primer round fueron, matemáticamente, importantísimos para el fallo de las tarjetas.

DSC_0371-¿Viste la última pelea de García? (Fue el 15 de marzo, en Puerto Rico, cuando le ganó por puntos a Mauricio Herrera, en un final controvertido, porque para muchos expertos, debería haber sido, como mínimo un empate)

-Me senté para mirarla, pero entre los mensajes de texto que recibía y otras cosas, al final, no la vi bien concentrado. Eso sí, por lo que pude ver, García no estuvo muy bien como en la pelea que hizo conmigo o en otras anteriores, no. No se lo vio muy bien

-¿Y como ves tu futuro luego de enfrentarte a John Molina? Primero hay que ganarle, claro.

-Es que es así… Yo subiré a ganar, pero el otro también. No tomo la pelea del 26 como una pelea más, que subo y pego dos goles y listo. Para nada. Vengo entrenando muy fuerte, subiré a ganar, se entiende, pero las peleas se ganan en el ring. Así que por un lado es una pelea más y por el otro no tanto, porque también tengo que cumplir conmigo. Hay que ver que me dicen… No estoy pensando en demostrar que estoy bien: es mi trabajo, voy a ganar y lo que suceda después, bueno… paso a paso… Tengo que ir de nuevo a los primeros planos, pero sin la presión de que tengo que gustar o tengo que noquear… nada…  Primero peleo con Molina y después hablamos…

-Parece imposible no hablar de Marcos El Chino Maidana…

-Seguro. Empezamos prácticamente juntos, siendo dos chicos, allá por la zona de Vera, en la provincia de Santa Fe, y mirá adonde llegamos, y adonde llegó él… A mi me pone muy contento lo que tiene Maidana ahora. Yo conservo fotos que nadie de nadie tiene, muy íntimas (risas) pero que no se entienda mal, fotos de hace muchos años… Cuando veo fotos actuales, de los dos viajando en aviones en Primera Clase, me acuerdo de cuando íbamos en la parte de atrás de un camión jaula, yendo a pelear por los pueblos… Me pone contento lo del Chino, porque esta pelea con (Floyd) Mayweather se la ganó él. Claro que es una pelea súper difícil, pero se la ganó en buena ley, y como pega muy duro, ojalá que pueda conectar una buena mano, a ver qué pasa… De lo demás, depende de lo que quiera él: si va por la gloria o por el dinero… La plata está en el bolsillo….  Si Maidana se conforma con subir al ring y decir que el peleó con Mayweather, es una cosa… Pero, atención con esto: si tiene en la cabeza que le quiere ganar, es otra cosa y muy diferente. Por eso depende de él, porque si sube por la gloria, si sube pensando que si gana entrará en la historia grande del boxeo, será otra cosa… Y eso depende únicamente de él…

-¿Y qué me podrías decir de un tal Lucas… Lucas Matthysse?

-A ese lo veo bien (risas), lo veo con ganas… Empecé de nuevo los entrenamientos con muchas ganas, como debe ser. El día que yo no tenga más ganas de entrenar, me voy del boxeo. Yo decía que me iba a retirar a los 32 años y falta menos (los cumplirá el 27 de septiembre), pero mientras tenga ganas de entrenar, voy a seguir. Le pongo todo al trabajo  y voy a seguir. Ojalá que este año salga todo bien.

DSC_0425-¿Siempre en welter junior?

-Si… Quiero pelear este año en welter junior y el año que viene subir a welter para buscar nuevos desafíos. Por supuesto que tengo muchas ganas de tener una revancha con Danny García… ese es casi un objetivo aparte. Lo quiero pelear, lo voy a buscar y ojalá que me dé la revancha. Después de todo, si a todos les dan la revancha también me la tienen que dar a mí. Por eso, además del campeonato mundial, lo quiero a Danny García, ojalá que él se anime y agarre a la pelea, porque para mí, hoy, es algo personal.

 

Galeria

Dejar comentario