Carlos Irusta: “Monzón fue un boxeador y campeón extraordinario”

Carlos Irusta: “Monzón fue un boxeador y campeón extraordinario”

Luego de la presentación del libro “Monzón, la biografía definitiva”, el periodista Carlos Irusta dialogó con UNO Santa Fe y allí se refirió al momento en que se enteró del fallecimiento del campeón y de cuál fue su reflexión.

Mariano Cassanello – mariano.cassanello@uno.com.ar

https://www.unosantafe.com.ar/ovacion/carlos-irusta-monzon-fue-un-boxeador-y-campeon-extraordinario-n1507440.html

Carlos Irusta es uno de los periodistas que más sabe de boxeo y tiene una dilatada trayectoria en los medios más importantes, por lo cual no llamó la atención que escribiera un libro sobre la vida de Carlos Monzón (Monzón, la biografía definitiva), a quien conoció muy de cerca durante la carrera exitosa que construyó el púgil santafesino.

Luego de lo que fue la conferencia de prensa en donde presentó la biografía de Monzón, el prestigioso Irusta accedió a dialogar con UNO Santa Fe y allí se refirió a los mejores momentos del boxeador dentro del ring, pero también evocó el recuerdo de su muerte y dejó una reflexión interesante acerca del fatal desenlace que se produjo el 8 de enero de 1995.
Consultado respecto a la trayectoria de Monzón y a cuales fueron sus mejores y peores peleas respondió: “Como boxeador y como campeón fue extraordinario a tal punto que hoy está considerado entre los dos mejores medianos de la historia. Porque según la revista The Ring que es una revista norteamericana de gran prestigio manifiesta que el primero fue Sugar Ray Robinson y el segundo Monzón, por lo cual continúa siendo una figura incomparable. Para mí sus grandes peleas pese a las ventajas que dio fueron ante Rodrigo Valdéz, porque ya estaba aburguesado, tenía otro sistema de vida y ya eran peleas más espaciadas. A pesar de todo esas ventajas que dio, ganó las dos peleas de manera extraordinaria. Aún habiendo caído en la segunda. Y la más floja de todas fue la revancha ante Emile Griffith. en donde fue la única vez que se lo observó mal. Le costó, pero estamos encontrando una entre tantas. Por lo cual su rendimiento siempre fue muy parejo y muy bueno”.
En cuanto a si fue correcta su decisión de retirarse cuando apenas tenía 34 años dijo “Se retiró en el momento exacto, hay un tiempo en el que el boxeador no quiere pelear más y Monzón tenía 14 defensas encima, tenía muchos problemas en las manos, le costaba mucho. Y además salvando las distancias es un poco lo que ocurre con el Chino Maidana que pudo haber peleado dos años más, pero cuando uno no tiene ganas no tiene ganas. Lo más fácil para el boxeador es subir al ring y pelear, lo más complicado es todo lo previo. Y Monzón logró lo que no pudieron otros como Alí, Robinson, De La Hoya y Hopkins: se retiró a tiempo”.
Ante la pregunta si Monzón fue el mejor boxeador de la historia de nuestro país expresó: ” Hay muchos que sostienen que Pascual Pérez merece una mención especial porque fue campeón olímpico además, pero en repercusión y atractivo creo que Monzón es insuperable. De hecho se tardaron años para superar el récord de 14 defensas por título del mundo que tenía Monzón, hasta que llegó Hopkins. De todos modos, ahora es más fácil sumar campeonatos, porque está la AMB, la CMB, la OMB, la FIB, en cambio antes estaba el Consejo o la Asociación o sea que era mucho más difícil ser campeón”.
A la hora de opinar sobre si la conducta de Monzón fuera del ring lo perjudicó como para no terminar de ser reconocido en toda su dimensión explicó: “Lo que pasa es que es muy difícil, los argentinos a veces somos un poquito complicados, una cosa es el boxeador, el campeón y otra el hombre. Yo escuché muchas veces decir que el campeón no debe ser ejemplo de nada, simplemente ser bueno en lo suyo. Hay muchos escritores y artistas que tuvieron enormes errores en la vida personal y no por eso uno deja de reconocerlos por lo que fueron. Uno juzga a Monzón por lo que fue como boxeador. Pero también es cierto que es inevitable que se lo cuestione”.
Por último habló sobre la muerte de Monzón “Yo lo escribí en el Gráfico en su momento y en el libro está también. El comienzo de la nota dice “no derramé una lágrima por él, era un profesional y me hubiese entendido” tenía que trabajar. En el fondo y esto puede parecer muy cruel sentí que había muerto en libertad, si hubiera salido no hubiese faltado quien lo fuera a provocar. Si salía de la cárcel se tenía que ir del país, no hubiese podido vivir acá porque hubiese sufrido mucho”.

Fuente;http://www.boxeo-boxing.com

Dejar comentario