CERCA DE “RAY SUGAR” QUE DEL “BOXI”…

Brian Castaño; Más cerca de “Ray Sugar” que del “Boxi”…

Por Edgardo Rosani (Morresi)

Alguna vez nos atrevimos a improvisarle un apodo diferente -al que ya tenía- al bonaerense Brian Carlos Castaño. Intentamos imponer el “parecido” con el mítico Ray Charles “Sugar” Leonard y le colocamos el apodo de “Ray Sugar” en homenaje a uno de los mejores boxeadores de toda  la historia. Ya sabemos que hubo un Robinson, un Hearns, un Ali, etc, etc, etc. No busquen pelos en la sopa ni comparaciones vanales… Nos gustó Leonard amigos! La resistencia  no tardó en llegar y el sobrenombre de “Boxi” -tomado de la exitosa serie de dibujos animados “Hijitus” en donde “El boxitracio” era una especia de animal ficticio con guantes que le pegaba a todo lo que se movía, que Garcìa Ferré supo explotar con eficacia- que también quedó instalado.

 

El Brian Castaño del pasado sábado en Evian –ciudad muy conocida por su agua mineral de alto costo- se parece mucho más al “Ray Sugar” que pretendemos y que hasta le exigimos a un boxeador distinto, de esos que nacen de tanto en tanto.

Claro, si bien se coronó con autoridad -en noviembre y de local- ante el discreto De Jesús y hasta visitó la lona –algo que nos preocupó y que luego de ésta pelea lo dejamos ya como irrelevante y en el olvido- la situación cambió para mejor y eso debemos remarcarlo.

Castaño fue a Francia a ganar, con buena forma física, con una preparación de un mes en Las Vegas, con sparrings exigentes y un equipo de trabajo acorde a las circunstancias. Salió a demostrar en tierras ajenas quien era el campeón, puso  autoridad, vehemencia, cantidad y combinaciones de golpes e inteligencia. Y cuando todas esas virtudes técnicas requerían algo más, salió la guapeza y el coraje ante un oponente como Soro de real nivel internacional, el mismo que había vapuleado a Saldivia y a Maciel sin atenuantes.  LE GANÓ A SORO, A LOS JUECES -EL ITALIANO DIO 4 PUNTOS EN CONTRA- Y A TODOS! APLAUSOS!

La misma guapeza que demostró en Argentina ante el “animal” ucraniano Sergi Derevyanchenko (actualmente con 10-0 de profesional y sin contar otras peleas), un verdadero animal, peleando en esa instancia para AIBA en 75 kg,-Castaño con físico de welter (66,678 kg)- un verdadero despropósito, que fuera requerido –ya peleaba como profesional- para lograr un triunfo en una de las secciones de AIBA. Y le ganó de guapo, brindando una diferencia física colosal e inhumana. Pero ese día demostró que no sólo pega y boxea, también aguanta y ante un crack, cercano a los 400 combates como amateur y una sola derrota: Brian!

Ante Soro, Castaño comprendió que debía llevar por delante a su rival y no esperarlo, ya que allí le daba chances al moreno y fornido africano, radicado en Francia. Y lo hizo en gran parte del combate, con inteligencia, recursos técnicos y estado físico, en una verdadera guerra. Claro triunfo sobre el tapiz y bochorno debajo.

Conocemos al supervisor Carlos Chávez de la AMB desde hace muchos años y también conocemos “demasiado” al querido amigo francés Michel Acaries. Aspero como gárgara de clavos, no tengan dudas!

Claro, había un atenuante a la presión, desde el mismo ring y en cuclillas, el manager/asesor de Castaño, el conocido Sebastián Contursi (el mismo del “Chino” Maidana y de Jesús Cuellar) simplemente se puso frente al supervisor para evitar que se realizara –supuestamente- alguna cosa fuera de lo reglamentario. El amigo Chávez notó que quien se inclinaba frente a él observándolo todo, era un “par” suyo que supo actuar de supervisor y fuera hombre fuerte de la propia AMB, muy amigo de Gilberto Jesús Mendoza, algo que el propio Presidente de la AMB admitiera en reportajes. Bien Contursi ahí, marcando presencia y relaciones! La actuación del comisionado francés, brindándole las tarjetas al amigo Acaries –no se hace eso chicos- no alcanzó y luego de una demora rayana con lo irrisoria y exasperante, la lectura del fallo, sin discriminar tarjetas en cuanto a las autorías. Alguna vez estuvimos en París –cuando Balbi se consagrara campeón mundial en el 2001 ante Lorcy- y en la fiesta luego de la pelea, con champán de 500 dólares la botella y vista al “Arco del triunfo” terminamos festejando solamente todo el equipo del argentino. La mayoría de los asistentes no concurrió! No les gusta perder a los muchachos, mucho menos, cuando piensan que van a ganar. O  alguien cree que una empresa promotora francesa lleva a Casataño a su casa para que recorra la industria donde se embotella el agua más cara del mundo? No amigo, lo llevan para ser parte de la fiesta.

Luego,por si fuera poco y según refiere el equipo de Castaño, irregularidades con el control antidoping, etc, etc, etc. Esperemos  que no haya “cosas raras” post pelea. Perdieron muchachos y claramente!

Volvamos a lo que nos interesa: Argentina tiene un gran campeón mundial en ascenso, que se graduó de campeón en la hostilidad más absoluta. Todavía no llegó a su techo, pero no duden que “Ray Sugar” tiene más para dar!

Felicitaciones querido amigo. Siempre contamos entre nuestras principales anécdotas que haber tenido el privilegio de trabajar como matchmaker (programador de combates) en los inicios de su carrera profesional era un placer absoluto, alguna vez hasta en el propio estadio Luna Park. También escribimos en nuestro editorial más resistido en ésta misma página web “Boxeo argentino, crisis total” que Castaño era el único que iba a ser campeón mundial en Argentina…

A descansar varios meses luego de ésta guerra –el querido Amílcar Brusa siempre nos decía que las piñas no son comida”- y a volver con algo tranquilo para el lucimiento hacia fin de año y para el pan dulce navideño.

Querido Brian, estimado “Ray Sugar”, gracias totales!

Dejar comentario