Chaves destruyó a El Massoudi en dos en Ballester

El invicto bonaerense Diego “La Joya” Chaves destruyó al francés Ismael “Tormenta del desierto” El Massoudi, por un contundente nocaut en el segundo asalto, y así le arrebató el título mundial welter interino de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), en el combate estelar de la velada desarrollada en la noche del sábado en la Sociedad Alemana de Villa Ballester, en Villa Ballester, provincia de Buenos Aires, Argentina.

 

Luego de castigarlo en el primero con su derecha cruzada y ascendente al mentón, y su gancho zurdo a la zona hepática, el representante del Club Vélez Sarsfield hizo sufrir a un frágil monarca que jamás presentó riesgo. Así fue que lo envió al suelo con un cross derecho pero se salvó de ser descalificado producto de, en su afán por definirlo, impactarle una derecha plena cruzada a la mejilla con el francés en el suelo. Y tras enviarlo una vez más a la lona, “La Joya” descargó una tan veloz como potente derecha cruzada a la mejilla que lo envió espectacularmente de espaldas a la lona, de donde jamás se levantaría.

 

Y así, Chaves, que llegaba como N° 4 en el ranking de la AMB, hizo lo que tenía que hacer ante un rival inferior, al que le hizo sentir la diferencia de potencia, línea boxística y velocidad, y se alzó con la corona en su primera oportunidad mundialista, en la que el monarca regular es el estadounidense Paul Malignaggi.

 

De entrada, Chaves tomó la iniciativa y conectó un uppercut diestro al mentón que llegó pleno. Dio el paso al frente, y tras marcar con el jab zurdo arriba, soltó su cross derecho a la mejilla. En la corta, volvió a impactar su uppercut diestro al mentón, para luego continuar con su derecha recta al cuerpo. Segundos más tarde, lo tuvo sentido al combinar dos uppercuts al mentón y un cross derecho a la mandíbula. Ante un monarca abierto y de escasa respuesta, “La Joya” continuó con su gancho zurdo a la zona hepática seguido de su cross derecho al mentón.

 

Mientras El Massoudi rehuía en el segundo, “La Joya” dejó en claro la diferencia de jerarquía, y conectó una fulminante derecha cruzada a la mejilla con que envió de manera espectacular a la lona. Pero en una actitud llamativa, con el francés en el suelo, Chaves le conectó otra derecha plena cruzada a la mandíbula, mientras llegaba el árbitro colombiano Uriel Aguilera a separar e iniciar la cuenta. Incluso podría haber tenido trágicas consecuencias para él, dado que se expuso a ser descalificado innecesariamente.

 

Pero el pleito ya estaba prácticamente definido. Ante la nula oposición del por entonces monarca, Chaves fue decidido a buscar terminarlo. Lo llevó a la corta distancia y descargó a placer su derecha cruzada y ascendente al mentón. Sin darle lugar a respiro, dio el paso al frente e impactó otro cross diestro a la mandíbula de un rival sin respuestas, que volvió a irse al suelo, y como si fuera poco, intentó tomar al bonaerense de los pies. Simplemente postergaba lo inevitable. Porque en el siguiente cruce, “La Joya” estrelló un tan preciso como contundente cross derecho a la mejilla de un El Massoudi que cayó prácticamente de espaldas y ya liquidado a la lona, de donde jamás se reincorporaría, por lo que Aguilera llevó la cuenta a diez y decretó el fuera de combate.

 

De esta forma, Chaves, de 26 años, que pesó 66,050 kg., y llegaba como N° 4 en el ranking welter de la AMB y N° 4 de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), entidad en la que es monarca latino welter -cinturón del que acumuló cinco defensas-, se mantiene imbatido, obtiene su cuarta definición categórica consecutiva, y se consagra campeón mundial en su primera oportunidad mundialista, donde el monarca regular es el estadounidense Paul Malignaggi. Así, aumenta su marca a 21 victorias (17 KOs), en igual cantidad de peleas. En tanto El Massoudi, de 34 años, que registró 65,900 kg., y que no combatía hacía un año, resigna en su primera defensa la corona que había conquistado el 14 de julio de 2011, cuando destronó a su compatriota Souleymane M’baye, por nocaut técnico en el duodécimo round, luego de que M’baye se lesionara a instantes del final, en Marrakech, Marruecos, y desmejora a 36 triunfos (14 KOs) y 4 derrotas.

 

En el combate de semifondo, desarrollado en categoría pluma, el sanjuanino Fabián “Noni” Orozco (56,350 kg. y 17-2-2, 5 KOs) dio cuenta del zarateño Pablo “El Pitbull” Rodríguez (57 kg. y 13-5, 5 KOs), por nocaut técnico en el cuarto asalto.

 

Luego de tomar la iniciativa y presionar con su cross diestro arriba, Orozco descargó su gancho zurdo a la zona hepática seguido de su derecha cruzada al mentón de un Rodríguez que se fue contra las cuerdas. Más veloz, el sanjuanino anticipó y filtró su cross diestro arriba. Con su gancho zurdo a la zona hepática “Noni” lo hizo retroceder en el segundo, para llevarlo a las cuerdas donde impactó su cross diestro a la mejilla. Y luego de trabajar abajo con su gancho zurdo al estómago, aprovecho la guardia baja del zarateño para conectar dos potentes derechas cruzadas al mentón, que acusaron recibo.

 

De mejor línea y más rápido de desplazamientos, el sanjuanino lo midió en el tercero, donde presionó con su jab zurdo. Tras filtrar su gancho izquierdo al hígado, estrelló un punzante cross derecho al mentón de un Rodríguez que lejos estaba de ofrecer oposición. Tan es así que, antes del descanso, lo llevó contra una esquina y lo tuvo sentido producto de otro punzante cross diestro al mentón. Algo intermitente, pero ampliamente superior, Orozco lo recibió en el siguiente con una derecha cruzada al mentón. Con el frágil “Pitbull” sentido contra las cuerdas, el sanjuanino castigó con dureza con dos potentes cross diestros al mentón, que lo tuvieron conmovido, y producto de la hemorragia, ocasionaron la intervención del médico. Y cuando se perpetuaba el monólogo, siempre con “Noni” sometiéndolo en las cuerdas, el árbitro Jorge Basile se interpuso y detuvo el innecesario sufrimiento.

 

En un intenso y emotivo combate complementario, llevado a cabo en división mediano, el santafesino Pablo Roldán (70,200 kg. y 8-1-1), dio la sorpresa de la noche al superar al por entonces invicto bonaerense Jonatan “El León” Palacio (69,100 kg. y 9-1, 6 KOs), por puntos, en fallo mayoritario, tras seis rounds.

 

Las tarjetas de los jueces fueron: Héctor Primerano 57½-55½, y Héctor Miguel 58-55, para Roldán, mientras que Edgardo Codutti dio 56-56. Cabe remarcar que Palacio sufrió una cuenta en el primero y el descuento de un punto en el último, producto de dejar caer su protector bucal por cuarta ocasión.

 

De entrada Roldán sorprendió a todos cuando avanzó, lo llevó contra una esquina y conectó un profundo cross diestro derecho al mentón que envió al bonaerense cerca de la lona, por lo que recibió la cuenta del árbitro Gustavo Tomás. Sentido, Palacio fue al frente y respondió con un contundente cross diestro al mentón de un santafesino que acusó recibo y arrojó su protector bucal. Con ambos buscando a cara descubierta, Palacio filtró su cross diestro arriba, pero Roldán impactó una precisa derecha cruzada a la mandíbula, que hizo volar el bucal de su rival. En el segundo, a pesar de que el bonaerense presionó con su derecha cruzada arriba, un heterodoxo Roldán avanzó, lo llevó contra las cuerdas y castigó con su derecha cruzada al mentón y boleada a la mejilla que continuaba el sufrimiento su oponente.

 

Con la confianza en alza del santafesino en el tercero, el nacido en Moreno sólo atinaba a retroceder, aunque recibió un cross zurdo sobre su mandíbula en la corta distancia. A pesar de que “El León” respondió con su derecha cruzada a la mandíbula, Roldán seguía impactando su cross diestro a la mandíbula. Pero antes del descanso, con mucho corazón, y a pesar del castigo recibido, “El León” estrelló su derecha cruzada a la mandíbula, curva al pecho y ascendente al mentón, junto con un gancho zurdo a la zona hepática. Con las emociones creciendo en el cuarto, y ambos lanzando en cantidad, Palacio buscaba la corta y, más allá de recibir constantemente las derechas cruzadas y ascendente al mentón por parte del santafesino, impactó su cross diestro a la mandíbula y su gancho zurdo al estómago. Mientras ambos hacían un ejemplo de lo que significa aguantar, “El León” sacó mejores réditos al llegar con más justeza con su cross diestro al mentón y su gancho zurdo al hígado, que desgastaba a un estoico santafesino.

 

Dejar comentario