ESTOS GALLOS VOLARON ALTO

ESTOS GALLOS VOLARON ALTOFuè imposible dejar de aplaudir de piè tanto al rodriguense Sebastiàn “Chuky” Rodriguez (54,300) con Cristian Lucero en su esquina como al pampeano por adopciòn Guillermo “Hacherito” Soloppi (54) con Pablo Chacòn en su rincòn luego de los INOLVIDABLES seis asaltos brindados por ambos el pasado 22 de Marzo en el Club Universal de La Plata siendo ungido triunfador en fallo dividido finalmente este ùltimo segùn estas tarjetas : Codutti : 58,5-58 Rodriguez ; Geido 59-58 y Miguel 59-55,5 ambos a favor de Soloppi bajo el buen arbitraje de Jorge Basile quien pasò pràcticamente desarpercibido durante todo el recorrido del combate,como debe ser todo buen arbitraje.Para este cronista la decisiòn debiò haber sido empate en 58,5 por bando dado lo muy parejo del encuentro y siempre a entender propio todos los rounds se definieron por el medio punto mìnimo reglamentario y obligatorio del reglamento argentino.

Los dos salieron a ser protagonistas y fuè el bonaerense quien tomò la iniciativa buscando con la zurda entrar a los planos bajos y sorprendiendo con los swines a la cabeza del pampeano quien por lìnea interna contestaba con precisiòn y rotaba mejor la cintura en esquive.10-9,5 Rodriguez.
En el segundo asalto Soloppi tomò la distancia en base a los jabs logràndose meter en el infighting con precisos ascendentes que obligaron a retroceder a Rodriguez que al final logrò resurgir y revertir desventajas al llegar con dos cruzados netos a la cabeza rival.10-9,5 Rodriguez.
En la tercera vuelta las cosas cambiaron radicalmente al decidirse el “Hacherito” a tomar la ofensiva proponiendo la pelea franca metièndose en la corta y arreando al “Chuky” contra las sogas que al lograr en el mismo segmento un segundo aire retomò la iniciativa imponièndose en tres cruces al llegar con tres ganchos diestros al rostro adversario,10-9,5 Soloppi.
Cambios muy parejos en el cuarto capìtulo con los dos trabajando a toda intensida repartiendo golpes tanto a los flancos como al rostro aunque siempre màs ordenado y “puesto” fìsicamente Soloppi pero al final del parcial Rodriguez tomò la ofensiva con dos izquierdas rectas combinadas con dos derechas en gancho adjudicàndose la mìnima ventaja.10-9,5 Rodriguez.
ESTOS GALLOS VOLARON ALTOYa en el quinto round todo el estadio estaba de piè por la intensidad del espectàculo brindado por ambos siendo el “Hacherito” el dueño del parcial al plantarse en ataque asimilando tres muy potentes derechas volcadas en contra logrando ganar la corta y castigar combinando con ambas manos por lìnea interna sin cederle la inciativa al bonaerense que terminò el parcial arreado contra una de las esquinas neutrales aunque respondiendo siempre incluso buscando los flancos del rival.10-9,5 Soloppi.
Y si el desarrollo del combate fuè electrizante , la vuelta final fuè un verdadero “infierno” al salir con todo Rodriguez volcàndose al ataque en forma muy enjundiosa ante el quedo de Soloppi que luciò algo parado al inicio dando muestras de haber sentido algunos de los impactos al flanco del rival en el asalto anterior recibiendo dos derechas largas al rostro combinadas con tres izquierdas con el mismo destino, pero aquì en este segmento se viò indudablemente la mano del ex-campeòn mundial Pablo Chacòn en la esquina de pampeano cuando este ùltimo lejos de amilanarse se plantò de contra en el centro del ring y bien abroquelado en su guardia colocò tres izquierdas  de recorrido corto al rostro del bonaerense que acusò los impactos retrocediendo contra las sogas recibiendo dos precisos  uppers diestros ademàs de combinar a las zonas blandas del rival restàndole apoyo y potencia a los golpes del rival que tambièn llegaron pero sin el efecto de los del contrario.10-9,5 Soloppi.
Asì se llegò al final y al veredicto dividido del jurado bajo el aplauso  de un pùblico en cual  de pie premiò la actuaciòn de estos dos gallos que màs que gallos fueron halcones de vuelo alto protagonizando una pelea espectacular.Muchas veces se dice de la no conveniencia de los fallos “sentimentales” al dar un empate, pero tampoco es una opciòn que debe rechazarse cuando ninguno de los dos protagonistas y en un combate parejo como este mereciò perder.
Dejar comentario