Farías retuvo sobre Bustos en San Fernando, Bs. As.

La invicta argentina Érica “La Pantera” Farías se impuso sobre su joven compatriota Victoria “La Leona Rosarina” Bustos, por puntos, en fallo unánime, tras diez asaltos, y así defendió por séptima ocasión su título mundial ligero del Consejo Mundial de Boxeo (WBC), cuarta desde que lo ostenta en forma unificada, en el combate estelar de la velada desarrollada en la noche del sábado en el estadio del Parque Náutico, de la ciudad de San Fernando, provincia de Buenos Aires, Argentina.

 

En un enfrentamiento que parecía carente de equivalencias, Farías, considerada una de las mejores boxeadoras libra por libra, salió a hacer pesar su trayectoria, calidad técnica y explosividad ante una Bustos, que por más que llegaba imbatida, no sólo tenía su primera oportunidad mundialista sino que jamás había combatido a diez asaltos (apenas registra un pleito a ocho). Sin embargo, “La Pantera” se mostró visiblemente más pasiva de lo habitual y no contó con la explosividad y fiereza que la caracteriza. Así fue que dominó con suma tranquilidad los primeros seis rounds simplemente trabajando con sus derechas e izquierdas cruzadas a la mandíbula de una retadora que no soltaba sus envíos. Pero a partir del séptimo, la visitante comenzó a presionar con su cross diestro a la zona alta. Si bien no contaba con la precisión necesaria, iban complicando a una local llamativamente estática, algo más lenta y que le cedía la iniciativa. Incluso en el noveno, “La Leona” la llevó contra las cuerdas e impactó sus derechas ascendentes y cruzadas más sus cross zurdos al mentón de una campeona que debió apelar a abrazarla. Y al comienzo del décimo, salió a dejar todo con sus cruzados arriba en la corta distancia, que a su vez permitió que Farías respondiese con su cross zurdo al mentón, hasta terminar en un intenso cruce. Al sonar la campana definitiva, a pesar de la reacción de una sorpresiva Bustos que cumplió sin que nadie lo esperara, la ventaja acumulada ya era demasiada. Por eso, sin lucir “La Pantera” se llevaría la victoria.

 

Las tarjetas de dos de los jueces expresaron la diferencia exhibida, al decretar: Hugo Tourville (Argentina) 99-91, Hugo De León (Uruguay) 97-93, y Carlos Villegas (Argentina) 98-94, todas a favor de Farías. Para NotiFight.com, la victoria fue de 97-94.

 

 

De entrada, la campeona tomó el centro del ring y presionó con su derecha cruzada al mentón. Entrando y saliendo, soltó su izquierda y derecha en cross al rostro de una retadora replegada. Luego de tomarle la distancia en el segundo, acortó, la puso contra las cuerdas y descargó izquierda ascendente y derechas cruzada al mentón por duplicado, que acusó marcado recibo en la rosarina, que además sufrió un gancho zurdo a la zona hepática.

 

Con un cross zurdo a la sien, “La Pantera” la recibió en el tercero. Pensante, se tomó un tiempo antes de lanzar otra derecha larga en swing arriba, que no llegó plena. Menos explosiva de lo habitual, en el cuarto, buscó levemente con su cross diestro a la zona alta de una “Leona” que apneas lograba responder con esporádicos jabs zurdos.

 

En el quinto, la nacida en Virreyes, Buenos Aires, hizo sentir la diferencia al conectar dos profundas derechas cruzadas al mentón. Dio el paso al frente y en la corta, añadió sus ascendentes al mentón, pero no combinó permitiendo la salida de Bustos. Ante una retadora que no lograba soltar sus envíos, en el sexto, Farías tocó con su derecha pero cayó en enredos y clinchs en la corta distancia.

 

Fue en el séptimo cuando, con “La Leona” valiente plantándose y lanzando su cross diestro, “La Pantera” contragolpeó con una profunda izquierda cruzada a la mandíbula que la hizo retroceder. A pesar de su inexperiencia, Bustos dio el paso al frente y volvió a impactar su cross diestro al mentón que, si bien no contaba con demasiada claridad, complicaba. Con la local caminando extrañamente de lado en el ring en el octavo, la visitante volvió a buscar con su derecha cruzada a la mejilla. Y ante la llamativa pasividad de la monarca, fue a buscarla y descargó dos cross diestros que llegaron pleno a la mandíbula.

 

Con la tendencia repitiéndose en el noveno, y las acciones decayendo, Bustos volvió a tomar el centro del ring y acertó su derecha ascendente y su izquierda cruzada al mentón. Antes del descanso, repitió con su cross diestro a la mandíbula de una cansada local. Consciente de su calidad de visitante, “La Leona” salió a dejar todo en el décimo. Tomó el centro del ring y en la corta distancia descargó una veloz seguidilla de derechas e izquierdas cruzadas a la mandíbula de una campeona que debió amarrar para evitar el castigo. Recién sobre el final, cuando sufría la pelea, “La Pantera” filtró de contragolpe dos derechas cruzadas al mentón con que la frenó en seco. Y antes de la campana definitiva, ambas terminaron en un intenso cruce descargando en la corta hasta el final. Tras ello, solo habría tiempo para la decisión de los jurados que, si bien la retadora cumplió y llegó a la distancia cuando nadie daba nada por ella, marcaría la victoria y una nueva defensa de una Farías que esta vez no lució.

 

De esta forma, Farías, que pesó 60,800 kg., se mantiene invicta, retuvo por cuarta ocasión el cetro que unificó al derrotar en decisión técnica luego de ocho asaltos a la por entonces monarca regular, la estadounidense Ann Saccurato, el 6 de agosto de 2011 en Comodoro Rivadavia, Chubut. Luego, el 16 de diciembre, lo defendió superando en forma unánime a la puertorriqueña Melissa Hernández, en una verdadera batalla. El 25 de febrero, dio cuenta de la colombiana Liliana Palmera, por nocaut técnico en el sexto asalto en Comodoro Rivadavia. Y el 16 de junio liquidó en menos de dos minutos a la frágil bosnia Irma Balijagic. Previamente, había conquistado la faja interina, al noquear en ocho rounds a la colombiana Darys Pardo, el 8 de mayo de 2010. Tras ello, la retuvo en dos oportunidades con dos definiciones categóricas: fulminando a la estadounidense Nicole Woods en dos capítulos, y dando cuenta de la mexicana Jessica Villafranca, en seis. Todo esto, antes de unificar contra Saccurato. Así, aumenta su marca a 15 victorias (8 KOs), en igual cantidad de peleas. En tanto Bustos, que registró 61 kg., y que apneas registraba un pleito a ocho capítulos, pierde su condición de imbatida, y desmejora a 6 triunfos y 1 derrota.

 

 

 

 

 

 

 

En un fugaz pero intenso combate de semifondo, desarrollado en categoría crucero, el campeón argentino crucero, el porteño residente en Boulogne Sur Mer, Buenos Aires, Alejandro “Mojarra” Valori (90,200 kg. y 10-3, 7 KOs), destruyó al cordobés afincado en Gerli, Buenos Aires, Franco “El Mortero” Sánchez (84,300 kg. y 16-9-2, 8 KOs), por nocaut en el segundo asalto, sin exponer su corona.

 

Tras un inicio de estudio, Sánchez filtró su derecha cruzada arriba, pero luego recibió dos contras por parte de Valori en forma de cross diestro a la mandíbula, que lo hicieron retroceder.

 

 

En el segundo, tras el intento de un cordobés con su gancho diestro arriba, Valori fue más contundente con su cross derecho al mentón. Segundos más tarde, “El Mortero” respondió con dos profundas derechas cruzadas a la mandíbula. Sin embargo, tras asimilarlo completamente, “Mojarra” fue a buscarlo y descargó un tan feroz como preciso y contundente uppercut derecho al mentón que acabó con el cordobés en la lona sin respuestas, por lo que el árbitro Néstor Burgos decretó el fuera de combate.

 

En combate complementario, llevado a cabo en división mediano, el marplatense César “El Salvaje” Reynoso (72,200 kg. y 5-4-2, 2 KOs) derrotó al por entonces invicto santafesino Jorge “Piedrita” Caraballo (72,250 kg. y 8-1-1, 2 KOs), por puntos, en fallo mayoritario, tras seis rounds. Las tarjetas de los jueces fueron: Carlos Azzinnaro 58-57, y Ramón Cerdán 58-56, ambas para Reynoso, mientras que Juan Carlos Palmieri falló 58-58.

 

 

 

 

Luego de verse sorprendido levemente en el inicio por las izquierdas al rostro del marplatense, en el segundo Caraballo filtró su largo cross diestro al mentón. Sin embargo, “El Salvaje” conectó un certero gancho zurdo a la mandíbula, que hizo retroceder a un incómodo santafesino. Aunque antes de la campana, “Piedrita” hizo lo propio con su cross derecho al mentón.

 

En el tercero, Caraballo reaccionó y descargó su derecha cruzada al mentón que acusó recibo en su rival. Luego de tomarse un respiro al comenzar el cuarto, el santafesino descargó dos uppercuts diestros al mentón. Pero luego que el marplatense mermando el ritmo en el quinto, pisó el acelerador y lo tuvo sentido cuando lo llevó contra las cuerdas y descargó sus derechas ascendentes y cruzadas al mentón. Sobre el final, un nuevo cross diestro lanzado por Reynoso al mentón hizo retroceder al santafesino. Lento y predecible, “Piedrita” no lograba incomodar a un cansado marplatense que, al haber sido el que trabajó más y con mayor precisión, se llevó la victoria.

 

 

Finalmente, en peso ligero, en duelo de bonaerenses, el representante de José C. Paz, Román “220 Voltios” Reinoso (60,600 kg. y 4-1, 2 KOs) doblegó al por entonces invicto oriundo de González Moreno, Samuel “El Mexicanito” Fredes (60,150 kg. y 6-1, 1 KO), por puntos, en una sorpresiva  decisión mayoritaria, luego de seis capítulos.

 

Las tarjetas de los jueces fueron: Juan Carlos Palmieri 60-55, y Carlos Azzinnaro 59-56, ambas para Reinoso, mientras que Ramón Cerdán falló 57-57.

Dejar comentario