LA NOCHE DEL LUNA PARK

Una vez más el Luna Park se vistió de gala para recibir al boxeo, las puertas se abrieron temprano y el público comenzó a llegar lentamente, el sábado a la noche en el Luna invita a tomarse su tiempo y a disfrutar la velada desde distintos lugares, a respetar tradiciones dormidas, a traer recuerdos a colación cada vez que se apagan las luces y se asoma algún protagonista desde el pasillo que da a Corrientes y Madero.

Las peleas preliminares fueron seis y hubo absolutamente de todo. Sergio Sanders, por ejemplo, dio el batacazo de la noche al ganarle a Billi Godoy, número 1 del CMB en la categoría mediano. La victoria de Sanders fue ajustada en una pelea que tuvo un primer tramo lento y cauteloso por el lado de Sanders e indefinido por el lado de Godoy que nunca se animó a atacar con decisión a un rival que esperó toda la noche que Godoy le ganara. La segunda parte fue mucho más atractiva, Sanders y Godoy le subieron la temperatura a la pelea y brindaron el espectáculo que el público esperaba. Sobre el final, apabullado por la cantidad de golpes y no por un golpe certero, Sanders fue al piso cuando apenas restaban diez segundos para finalizar el combate, creo que la mayoría de los presentes, me incluyo, pensamos que por esta caída la balanza se inclinaba definitivamente a favor de Godoy y sin embargo las tarjetas dijeron lo contrario. Gran victoria de Sanders y un nuevo llamado de atención para Billi, digo nuevo porque pese a ganar ya había pasado malos momentos con Heiland y Baldomir. Sera cuestión de replantearse cosas, está a tiempo.

Hubo más, el uruguayo Noé González Alcoba no tuvo mayor resistencia en Miguel Cobas derrotándolo fácilmente en un round. Sergio Escobar le ganó bien a Raúl Centeno en seis asaltos. Brian Castaño, uno de los boxeadores más destacados de la velada, le ganó por nocaut técnico en cinco vueltas a José Paz en una de las mejores peleas de la noche. Celeste Peralta debutó como profesional derrotando por puntos en cuatro asaltos a la oriental Katia Alvariño y Gastón Chávez le ganó por puntos en cuatro vueltas a Leonardo Ochenduzka en pelea revancha que había terminado empatada.

Como datos adicionales de la velada sería bueno remarcar que:

Chavez y Ochenduzka se siguieron pegando con ganas después de la campana final y el árbitro se debió esforzar para separarlos, el padre de Ochenduzka, quien estaba en el rincón de su hijo, subió al ring y se esforzó para que ambos se dieran un abrazo, algo que logró.

La pelea entre Celeste Peralta y Katia Alvariño terminó en el cuarto round luego de un momento de incertidumbre entre el árbitro y la mesa del fiscal ya que no se ponían de acuerdo si iba a cuatro o a seis asaltos. A propósito, Alvariño terminó con una inflamación en la frente que iba creciendo con el correr de los asaltos deformando por completo la cara de la uruguaya.

Por último, todos los boxeadores de las preliminares y el semifondo que perdieron anoche en el Luna Park, perdieron el invicto.

Leo Benatar – @leobenatar

Dejar comentario