Mayweather-McGregor pone en contradicción al mundo del boxeo

Mayweather-McGregor pone en contradicción al mundo del boxeo

No te pierdas este análisis que explica por qué una pelea que parecía imposible y que tiene como gran motor el flujo económico pone de cabeza el orbe pugilístico.

Por Claudio Coronel

https://www.foxsports.com.ar/blogs/view/317089-mayweathermcgregor-pone-en-contradiccion-al-mundo-del-boxeo

False

Hay que empezar diciendo lo básico: un triunfo ante Conor McGregor le agregará más nada que poco al legado deportivo de Floyd Mayweather Jr. Ahora bien, en este presente donde la radicalización en las posturas está tan vigente, que Money se vaya a enfrentar al irlandés el 26 de agosto en el T-Mobile Arena de Las Vegas parece una confección hecha a la medida de los tiempos. El debate Boxeo-MMA es la fuente que va regar este espectáculo millonario.

Que la pelea tiene su principal fin en ser un negocio gigante es tan innegable que hasta la misma promoción lo dejo claro: el combate se presenta como “The Money Fight” (“La pelea del Dinero”), así que no hay engaño detrás de eso. No obstante, y siempre de la mano de la toma de posiciones como si de un símbolo patrio se tratara, hay una sensación de que los fanáticos del boxeo están contrariados por el hecho de que Mayweather, uno de los mejores pugilistas de todos los tiempos, haya salido del retiro para enfrentar a un luchador de artes marciales mixtas que, si bien la primera vez que se metió en un gimnasio fue para boxear, prontamente se alejó hacia el mundo de las MMA. Parece una locura… pero ese evento ocurrirá.

Para colmo de males, y siempre empujando más hacia el extremo al fanático de boxeo, la pelea se concertó poco después de que se anunciara el choque más esperado de los últimos tiempos: la contienda entre Saúl “Canelo” Alvarez y Gennady “GGG” Golovkin, quienes también se medirán en el T-Mobile Arena, pero el 16 de septiembre.

Suena doloroso para un seguidor de boxeo que Mayweather-McGregor haya opacado gigantescamente a Canelo-GGG. Quizás esa afirmación no sea cierta en el mundo del boxeo, pero sí lo es en el universo del entretenimiento deportivo, que es mucho más amplio. El duelo entre uno de los mejores de la historia ante un peleador de MMA que va a debutar boxeando no solamente amerita más atención, también parece todo planteado para que genere muchos más beneficios económicos.

Causa sorpresa que luego de la tremenda gira promocional por Los Angeles, Toronto, New York y Londres (en la que se cobró entrada para ver cómo ambos se insultaban o qué prendas usaban cada día), Mayweather-McGregor no haya agotado entradas en el acto. A dos semanas de salir a la venta, se estiman que todavía hay siete mil boletos disponibles, aunque varios están comprometidos promocionalmente.

COMO VER MAYWEATHER-MCGREGOR EN LATINOAMERICA 

México, Centroamérica y Caribe: transmite FOX Sports en su canal y la app. Las preliminares inician a las 6 de la tarde (hora de México)

Chile: mediante  FOX Sports Premium y la app.  Si no lo tienes contacta a tu operador de TV paga. Las preliminares inician a las 20.

Sudamérica (excepto Chile): con el paquete FOX Premium y la app de FOX. Si no lo tienes contacta a tu operador de TV paga.  Las preliminares inician a las 20 de la Argentina.

Esto es algo muy distinto a lo conseguido por Canelo-GGG, que agotó las entradas en 15 días. ¿Cuántas salieron a la venta? Es una incógnita que solamente los promotores podrían develar.

Sin embargo, no hay que olvidar que para el duelo entre Alvarez y Golovkin el rango de precios fue mucho más bajo (entre 300 a 5.000 dólares) que en el duelo entre “Money” y el luchador de MMA (de 500 a 10.000 dólares).

Además, si hacemos un breve repaso sobre el historial de Mayweather, McGregor, “Canelo” y Golovkin en eventos de Pago Por Ver (PPV) hay datos que hablan por sí solos. De los cuatro, el que estuvo en más combates de ese tipo es Mayweather, con 15, más del doble de “Canelo”, que estuvo en siete. El que mejor promedio de ventas lo tiene McGregor (1.335.000), el segundo… Mayweather (1.306.333).  De los cuatro, el que tiene el tope de mayor ventas es Mayweather (4.600.000 en su combate ante Manny Pacquiao), el segundo, “Canelo” (2.200.000) … pero fue apalancado porque fue en su pelea ante “Money”. Finalmente, de todos, el que más ventas generó en su carrera es Mayweather (19.595.000) y el segundo McGregor (6.675.000), quien supera al “Canelo” incluso a pesar de que tuvo menos eventos de PPV.

Queda claro entonces que “Money” y “Notourious” son los que generan más impulso en la audiencia a la hora de decidir si van a pagar por verlos pelear.

Entonces, asumiendo que potencialmente va a generar mayor movimiento financiero y que hay una correlación entre el flujo económico y la expectativa generada, podemos asegurar que en esos estrictos términos pecuniarios Mayweather-McGregor es “más grande” que Canelo-GGG.

Y eso es una bofetada muy grande para el boxeo. No estamos hablando de la vez en que Mayweather participó en Wrestlemania (el “Super Bowl de la WWE, franquicia líder en entretenimiento de lucha libre). Esto no es Mayweather-Big Joe. Esta es una pelea de boxeo (o al menos con reglas del noble arte) en la que participa “Money”. Hay que decirlo con todas las letras: una de las peleas más atractiva de boxeo es una en la que uno de los partícipes tiene ninguna contienda profesional previa. Negarlo no significa querer más al pugilismo.

Y ahí regresamos a lo de los fanatismos radicalizados.  De nada sirve no ver que McGregor tiene más seguidores en redes sociales que “Canelo” y GGG combinados. No tiene sentido ni se quiere más al boxeo por no ver lo que ha generado la UFC en tan poco tiempo.

Hace 4 años “Canelo” Alvarez peleaba con Mayweather. ¿Alguien quiso ver una revancha? La respuesta la sabemos todos. Hace 4 años McGregor ni siquiera había peleado en UFC y hoy está en la pelea de boxeo que probablemente quede entre las que más PPV vendió en la historia. Eso dice mucho.

De nada sirve como amante del boxeo enojarse por lo que muchos llaman “una farsa” si en el medio no se analiza lo que fue hasta el momento la pelea con mayor promoción del año. La referencia es a Canelo-Chavez Jr, que fue una de las mayores decepciones en una disciplina habituada a las frustraciones como el boxeo. Un combate con una pauta de peso extremadamente forzada (entre subida y bajada de uno se cerró una brecha de más de ¡7 kilos! y tres categorías) y que se alimentó exclusivamente en base a la rivalidad mexicana. El resultado fue que el hijo de la leyenda terminó entrenando para exprimirse y cuando llegó lo que todos querían ver, la pelea, no tuvo ni energía ni determinación para hacer algo en un tedio disfrazado de combate.

Esa noche, en el T-Mobile Arena, la audiencia se emocionó más por la entrada de “GGG” para confirmar en pleno ring la pelea con Alvarez (al estilo WWE, justo es decirlo), que con las acciones de Canelo-Chávez Jr. Fue una escena en el mismo tono de lo que luego fue el tour mundial de Mayweather y McGregor. Sin insultos, quizás, pero con el mismo atractivo de ver dos boxeadores en el centro del ring… ¡solamente hablando!

Y el año pasado habíamos tenido Canelo-Khan. Una contienda que se acabó al primer golpe serio que arrojó el mexicano y que terminó con un inglés muy bien pagado pero fusilado en el centro del ring. O a un forzadísimo Kell Brook subiendo a mediano para ser acribillado por Golovkin a cambio de la mejor paga de su carrera.

Esas peleas no dan mucho lugar a la indignación. El mismo Oscar De La Hoya (su compañía Golden Boy Promotions presentó Canelo-Khan, Canelo-Chavez Jr. y ahora prepara Canelo-GGG) en un principio estaba contento con que McGregor se metiera en el boxeo. “Si Conor habla en serio sobre boxear, antes que nada, me encantaría hablar con él y promoverlo”, le dijo al sitio FightHub a principio de año. “Me refiero, imaginen si Conor McGregor y Golden Boy lo hicieran juntos.”, había dicho el ex séxtuple campeón mundial. Claro que ahora que la pelea es un hecho mostró su disconformidad.

De La Hoya jugó muy fuerte contra Mayweather-McGregor y publicó una carta abierta en sus redes sociales invocando a los fanáticos a combatir lo que definió como un “circo” apenas a cinco meses de haber invitado a McGregor a sumarse a su empresa.

Una contradicción que quizás sea la mejor muestra de lo que produce este duelo entre “Money” y “Notorious”. Una contienda que obliga al mundo del boxeo a revisarse internamente.

Dejar comentario