PITTO SE CONSAGRO ANTE AMARILLA, CACERES VENCIO A MORESCHI, BASUALDO EN GUERRA A CURBELO Y PALAHY A QUINTANS EN QUILMES

Pitto se consagró ante Amarilla, Cáceres venció a Moreschi, Basualdo en guerra a Curbelo y Palahy a Quintans en Quilmes‏

DSC_0323

Texto: Damián Pellecchia, prensa y difusión O.F.R. Promotions
Fotos: Ramón Cairo

El porteño, Guido Nicolás “Chico” Pitto (69,500 / 22-3-1, 8 KO), se consagró con la faja latina superwélter vacante de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), tras derrotar por fallo unánime este martes, 24 de mayo, en diez giros al aguerrido santafesino, Andrés Gabriel “el Mono” Amarilla (69,000 / 6-6-3), combate estelar la velada que se registró en las instalaciones del Club S. y D. El Porvenir, sito en el partido bonaerense de Quilmes, y que contó con la promoción de O.F.R. Promotions para la pantalla de TyC Sports.

 

El flamante monarca debió transpirar más de la cuenta ante un áspero oponente, que llegó al duelo con valiosas credenciales, y del cual se esperaba que brinde una actuación acorde a las circunstancias. No obstante, Pitto logró volcar la balanza a su favor imponiendo su mayor estatura y alcance, solventado con su traslado de piernas.

 

Así las cosas, Chico suma un nuevo lauro a sus 28 años de edad (fue dueño del intercontinental AMB de los 69,853 kg.) y se afirma como uno de los exponentes a vencer en la categoría. Instalado en el segundo escalafón de la clasificación nacional, será inminente su ingreso a la consideración del plano regional.

SEMIFONDO Y COMPLEMENTARIAS

DSC_0206CÁCERES DOBLÉGÓ A MORESCHI

En el choque semiestelar de la noche, pactada en peso mediano a ocho capítulos, el bonaerense del partido de Moreno, Marcelo Fabián “Pitu” Cáceres (72,100 / 10-3, 8 KO), obtuvo un importante triunfo ante el entonces invicto noqueador cordobés, Adolfo Mauricio “Fofi” Moreschi (70,150 / 6-1, 5 KO), quien recibió una cuenta de protección en la séptima vuelta por el colegiado, Rodolfo Stella.

 

Tarjetas: Jorge Gorini 77½-76½, Ramón Cerdán 77-74 y Jesuán Letizia 77-73.

 

 

BASUALDO TRIUNFÓ EN CANDIDATA A DSC_0086PELEA DEL AÑO

En el principal tope complementario, enmarcado en categoría mediopesado a seis campanas, el porteño de nacimiento pero oriundo de la localidad bonaerense de Gregorio de Laferrere, Juan Ezequiel “Adrenalina” Basualdo (79,350 / 7-1, 6 KO), derrotó en una guerra al afincado en el partido bonaerense de Ituzaingó, Pablo Hernán “Gladiador” Curbelo (78,900 / 5-6-2, 4 KO).

 

Con caídas en ambos lados y una tarea por demás enérgica en ambos púgiles, la mejor línea de Basualdo logró superar —con susto— al enorme corazón de Curbelo, quien besó la lona en el primero y recibió cuentas de protección en el tercer y cuarto asalto, producto de los quirúrgicos ascendentes de Adrenalina, quien por momentos lució su elegante jab diestro.

 

De todos modos, el perdedor hizo honor a su apodo al derribar a su oponente en el segundo, y tenerlo seriamente conmovido en el cuarto, tras reponerse de un conteo realizado por el árbitro, Lucas Katalinich.

Con ambos repartidos en el toma y daca en los últimos dos episodios —Basualdo con el ojo izquierdo completamente cerrado y Curbelo con visible sangrado nasal—, el campanazo final fue excusa para el reconocimiento del público presente, quien aplaudió de pie a los protagonistas.

 

Tarjetas: Javier Geido y Ramón Cerdán coincidieron en 57-53, mientras que Jesuán Letizia anotó 57-55.

PALAHY SOMETIÓ A QUINTANSDSC_0029

Abriendo el festival a cuatro campanas en división mediano, el valiente crédito de la ciudad bonaerense de Olavarría, Ignacio “Nacho” Palahy (71,000 / 2-0, 2 KO), noqueó técnicamente en tres vueltas al porteño, Santiago Nicolás “el Macizo” Quintans (72,200 / 2-2, 1 KO).

 

Con un inicio favorable a la esgrima del que hizo las veces de local, plantado en media y larga distancia, el ganador volcó la balanza a partir del segundo. Aguerrido y vertical, Palahy hizo pesar su poder de golpeo con efectivos cruzados y ganchos al rostro, determinantes en lo sucesivo, ya que en el tercero, definió el pleito tras hostigar a un resignado Quintans, quien recibió dos cuentas de protección y el posterior “no va más” del referee, Carlos G

 

Dejar comentario