Ruiz noqueó a Alassia en Los Polvorines, Bs. As.

El campeón latino mosca interino de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), el ascendente tucumano Carlos Darío “Bad Boy” Ruiz, se impuso sobre el cordobés Ariel “Piquito” Alassia, por nocaut técnico en el décimo asalto, en un combate no titular enmarcado en categoría supermosca, que fue el estelar de la velada desarrollada en la noche del sábado en el Club Social y Cultural El Cruce, en Los Polvorines, partido de Malvinas Argentinas, provincia de Buenos Aires, Argentina.

 

Ruiz, actual N° 10 del ranking mundial mosca de la OMB, que venía de conquistar su corona el pasado 29 de septiembre en forma unánime sobre el ex monarca latino bonaerense Carlos “Tortita” Farías, llevó las riendas prácticamente de principio a fin. Con sus derechas cruzadas y ascendentes al rostro y sus ganchos zurdos a la zona hepática fue demoliendo a su rival. En el tercero, con un potente cross diestro a la sien lo envió al suelo. En el cuarto y quinto lo tuvo visiblemente sentido con sus combinaciones al cuerpo y rostro. Sin embargo, un Alassia que parecía derrotado reaccionó y con veloces desplazamientos y derechas cruzadas comenzó a replicar. Pero en el sexto, luego de que fuera “Piquito” quien dominara con sus cross arriba en la corta, antes de la campana, Ruiz impactó un poderoso gancho zurdo al hígado con que lo mandó a la lona. Pero la definición se hacía esperar. A pesar de que el tucumano siguió desgastándolo y en los cruces siempre era quien prevalecía fruto de su mayor contundencia y claridad de envíos, el cordobés seguía de pie. Y por momentos, complicaba con réplicas en forma de ascendentes y cruzados al rostro. Cuando parecía que el combate se iría a las tarjetas, en el décimo un “Bad Boy” algo cansado volvió a relucir su poderío al impactar un contundente gancho zurdo al hígado con que lo envió al suelo. Más allá de saberse ganador, fue por la definición. Solo segundos después, con una ya enésima derecha cruzada a la sien envió a un ya liquidado Alassia al suelo, por lo que el árbitro Jorge Basile decretó el final. Tras ello, sólo hubo tiempo para el merecido aplauso de los presentes, por el espectáculo. Ruiz noqueó, y Alassia cumplió.

 

De entrada, Ruiz tomó la iniciativa. Con su izquierda en punta y su cross diestro comenzó a presionar a la zona alta, para luego soltar sus ganchos zurdos y derechos al cuerpo. Luego de medirlo en el segundo, y permitir algún intento del cordobés en forma de boleado, pero sin éxito, el tucumano filtró su cross diestro al mentón. Y justo antes de la campana, combinó su gancho zurdo a la zona hepática seguido de una derecha cruzada a la mandíbula, que acusó recibo en su rival.

 

Siempre con su guardia cerrada en el tercero, “Bad Boy” lo llevó contra las cuerdas y descargó una potente derecha cruzada a la sien con que envió aparatosamente al cordobés al suelo. Segundo después, acortó la distancia y lo hizo retroceder con un veloz cross zurdo a la mandíbula. Y antes del descanso, volvió a ponerlo contra las cuerdas donde castigó con su izquierda curva al cuerpo y un nuevo cross diestro al mentón de un “Piquito” sentido. Buscando con su gancho zurdo a la zona hepática, el monarca latino salió al cuarto. Dueño de las acciones, impactó otro gancho izquierdo al hígado seguido de un punzante cross derecho a la mandíbula que dejó conmovido a Alassia. Tras ello, lo llevó contra una esquina repitió combinando su izquierda al cuerpo y su derecha cruzada al mentón. Sin darle respiro, volvió a llevarlo a otra esquina y tras un punzante gancho zurdo al hígado, lo sometió con otro cross diestro a la sien, con que volvió a enviarlo a la lona.

 

En el quinto, ante la primera derecha cruzada a la mandíbula lanzada por Ruiz, acusó recibo en Alassia. Llevando las acciones, combinó su izquierda en gancho al cuerpo y en cross con su derecha cruzada y ascendente a la mandíbula. Sin embargo, “Piquito” se las ingenió para sobrevivir y responder con su izquierda en uppercut y cruzada al mentón, logró frenar el vendaval. En el sexto, el tucumano salió a imponer condiciones y presionó con su cross diestro a la sien. Pero el cordobés respondió con su izquierda cruzada y ascendente a la mandíbula, poniendo más emociones al pleito. Así fue que ambos se metieron en la corta distancia donde intercambiaron ganchos, cross y uppercuts en cantidad, donde Alassia, que parecía acabado dos capítulos antes, crecía en confianza y actividad.

 

Con un cross zurdo a la mejilla el tucumano lo recibió en el séptimo. Pero al no contar con la continuidad necesaria, permitía las réplicas del cordobés en forma de derechas cruzadas al rostro. Con Ruiz algo más lento, “Piquito” dio el paso al frente y conectó dos izquierdas cruzadas a la mandíbula que llegaron plenas. Pero cuando parecía que el cordobés se llevaba, antes del descanso, “Bad Boy” descargó un preciso gancho zurdo al hígado con que lo mandó al suelo. El cross diestro al mentón lanzado por Ruiz se hizo sentir al comenzar el octavo. Luego de medirlo, impactó un cross zurdo a la mejilla el tucumano lo hizo rebotar en las cuerdas, donde además le aplicó otra derecha cruzada a la mandíbula. Segundos más tarde, “Bad Boy” combinó su uppercut diestro, su cross derecho arriba y sus ganchos zurdo a la zona hepática con que lo tuvo sentido. Sin embargo, una nueva reacción de Alassia permitió que evitara el castigo saliendo con sus cross arriba.

 

En el noveno, ambos intercambiaron derechas cruzadas a la zona alta, pero siempre la diferencia de contundencia estuvo a favor del nacido en San Miguel de Tucumán. Sin embargo, algo cansado, Ruiz comenzó a mermar en su precisión y a apostar en un golpe en lugar de combinar. Luego de impactar dos ganchos zurdos a la zona hepática al comenzar en el décimo, Ruiz volvió a retomar las riendas con nitidez. Segundos después fue a buscarlo y con un nuevo gancho izquierdo al hígado envió a Alassia al suelo. A pesar de saberse vencedor, “Bad Boy” fue por la definición y en el cruce siguiente, descargó una ya enésima derecha cruzada a la sien que acabó con un liquidado cordobés en la lona, por lo que el árbitro Jorge Basile se apiadó de él y decretó correctamente el fuera de combate sin siquiera iniciar la cuenta. Tras ello, ambos fueron ovacionados por todos los espectadores debido al espectáculo brindado.

 

De esta forma, Ruiz, que pesó 51,950 kg., actual N° 10 del ranking mundial mosca OMB, que no expuso el cetro que conquistó el pasado 29 de septiembre en forma unánime sobre el ex monarca latino bonaerense Carlos “Tortita” Farías, y que supo ser campeón latino minimosca OMB, obtiene su tercer éxito consecutivo en su quinta presentación del año, tras sus dos únicas caídas, en dos ajustados y controversiales fallos en tierras mexicanas ante los locales Luis Ceja y el ex monarca Samuel “Sammy Guty” Gutiérrez, y luego de deshacerse el 30 de junio en menos de tres minutos del bonaerense Emanuel Oroño. Así, aumenta su marca a 14 victorias (9 KOs) y 2 derrotas. En tanto Alassia, que registró 52,150 kg., que disputara cetros argentinos, sudamericanos y regionales, ante rivales como el chubutense Néstor Narváez, el cordobés Roberto “Incho” Sosa, el platense Santiago Acosta, el chubutense Raúl Medina, el francés Mohamed Bouleghcha, y el mexicano Oscar Ibarra, y venciera entre otros a Carlos “Tortita” Farías y al ex monarca argentino Carlos Ponce, desmejora a 14 triunfos (5 KOs), 8 reveses, 1 empate y 1 sin decisión.

 

En un accidentado combate de semifondo, desarrollado en categoría pesado, en duelo revancha entre bonaerenses, el ex campeón argentino crucero, el local Héctor “El Tiburón” Ávila (97,700 kg. y 18-12-1, 12 KOs) se desquitó del pigüense radicado en Bahía Blanca, Walter “El Pájaro” Cabral (91,750 kg. y 16-8, 8 KOs), por descalificación en el primer asalto. Así, se tomó revancha de lo ocurrido el pasado 8 de agosto, cuando Cabral se impuso en decisión técnica luego de tres capítulos, en este mismo escenario.

 

Luego de estudiarse en el inicio, y que el visitante presionara levemente con su derecha al cuerpo, un choque de cabezas propiciado por Cabral ocasionó un corte en la parte superior su propia frente. Tras el examinado, la médica designada no permitió que continuara. Por ello, al ser él quien provocó la infracción, el árbitro Gustavo Tomás no le quedó opción más que descalificarlo.

 

En un fugaz y explosivo combate complementario, llevado a cabo en categoría welter, el ex representante de la selección argentina amateur santacruceño Adrián “Chucky” Verón (67,850 kg. y 2-0, 2 KOs) liquidó al debutante bonaerense Luis Alberto Vera (65,950 kg. y 0-1), por nocaut técnico en el primer capítulo.

 

Luego de medirlo los primeros segundos, boxeando de contragolpe, Verón encontró el espacio, y conectó un potente y preciso uppercut zurdo al mentón, con que envió contra las cuerdas y al suelo a un sentido bonaerense. Segundos más tarde, esperó su momento, fue a buscarlo y en la corta distancia descargó un punzante gancho derecho a las costillas, seguido de una fulminante izquierda cross a la mandíbula, con que terminó con un liquidado Vera en la lona, obligando al árbitro Gustavo Tomás a decretar el final.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En más resultados de la noche, en otro duelo de bonaerenses llevado a cabo en división pesado, el pilarense Ezequiel “Chiquito” Zárate (101,750 kg. y 15-9-3, 8 KOs) igualó ante el experimentado bragadense Martín “El Látigo” Islas (97,200 kg. y 12-26-1, 4 KOs), por puntos, en fallo unánime, tras cuatro rounds. Las tarjetas de los jueces fueron: Carlos Villegas 38-38, Carlos Azzinnaro 38½-38½, y Juan Carlos Palmieri 38½-38½.

Finalmente, fue cancelada la contienda entre la salteña radicada en Grand Bourg, Buenos Aires, María Eugenia López (6-4-2) y a la cordobesa Betina “Betty” Garino (15-13-2, 2 KOs), debido a no presentación de la cordobesa.

Dejar comentario